La cachucha: intentonas y huellas

Caracas Inaccesible

Ángela León Cervera

La cachucha. Sábado, sobre  las seis de la mañana. Cercano a los conflictos universitarios, la UCV lucía desierta. Apenas tres o cuatro individuos se ejercitaban por los alrededores del Estadio Olímpico de Fútbol y arriba, cerquita de La Casona Ibarra, no se veía un alma.

Tres aspirantes al cuerpo de Bomberos Universitarios de la UCV conversaban en las escalinatas de la estructura deportiva, dimos los buenos días, nos respondieron con un respetuoso susurro y nos encaminamos el extremo izquierdo del estacionamiento vacío.

Por lo que significan, por el sinónimo del autobús quemado en medio de las consignas estudiantiles de una lucha de años, por el valor Postmoderno del objeto en deterioro y abandono, por el placer de tener con nosotras esta imagen, me acerqué con determinación a una camioneta de pasajeros hecha trizas y traté de obtener los mejores ángulos.

Ahora los autobuses permanecen ahí: solitarios e inertes. Como trofeos de manifestantes y como pretexto para esta fotografía.

Anuncios

Exprésate

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s